Paris, romanticismo o no? L’amour…

6 Oct

Paris, una ciudad con mucha influencia en mi; cuya romántica y elegante arquitectura, me transportan inmediatamente a diferentes épocas, tal vez unas mas alegres que otras, ya que la ciudad tiene impregnada en cada pared parte de su historia. Me pregunto, hay algún sentimiento común para todas las personas que van a Paris?, las sensaciones que despierta?, o es simplemente una experiencia personal de cada persona dependiendo de cada etapa que este pasando en ese momento?.

Puedo decir que he tenido dos experiencias diferentes, una en la que mi cuerpo y mente flotaban por las nubes, y otra donde caminaba con los pies en la tierra, pero que mi corazón seguía flotando por las nubes.

Recuerdo, que fue en el 2006 cuando llegue por primera vez a Paris. Ciudad que desde pequeña quise visitar. Algo particular e inesperado aconteció en esta visita. Originalmente, iba a visitar Paris sola. Era mi primer viaje a Europa, el tan esperado desde que surgió en mi el anhelo de viajar a conocer el antiguo continente, en 1994. La gran sorpresa fue, que no fue un viaje sola, sino que fue acompañada por una persona especial, que tuve la oportunidad de conocerla unos meses antes, llamemosle, “Jota”.

“Jota”, un ingles que conocí de casualidad a través de una buena amiga Mari, larga historia, ya habrá un momento para darles los detalles, lo vi no sólo en Costa Rica, pero también en Inglaterra. Jota se porto súper excelente mientras estuvimos en Inglaterra, y decidió acompañarme los primeros dos-tres días de mi estadía en Paris. Se puede decir que inicialmente estábamos viviendo un fling muy intenso; teníamos muchas cosas en común y, creo, que en muchos aspectos éramos como dos piezas del mismo rompecabezas. Obviamente, esto es lo que yo sentía. Fue la primera mañana en Francia, donde sentados en el sillón de la casa de mi amigo , Arturin (que siempre me acoge en su dulce hogar), Jota, me dice que ya no somos un fling, sino una pareja. STOP. Yo estaba super bien portada, pero clarificar nuestra situacion fue como cuando premian a un chiquito. Se podrán imaginar, como fue mi viaje. Yo enamoradisima, pero haciendome la fría, adulta y que todo lo tenia súper bien manejado para no “freak him out”, yeah right!. Para no salirme del tema, primer viaje a Paris, enamoradisima. Esos dos días que me acompaño, a la torre Eiffel, Arc do Triomphe, caminar juntos por el Montparnasse, y los jardines de los alrededores, fueron experiencias increíbles. Los siguientes días en mi visita a la Basilique do Sacre-Coeur, al Palacio de Luxembourg, al Palacio de Versailles y la Iglesia de Notre Dame de Paris..siguieron llenándome de energía, y simplemente me sentía como si fuese uno de los personajes de los cuentos de princesas de Disney.

Por el otro lado, mi segunda visita, siete años después, sin una “relación clara” (otra historia, que se las deberé), Paris sigue despertando el romanticismo en mi. Me ha llevado a pensar en preguntas que siempre las evito, para no tener que responderlas. La experiencia vivida fue increíble gracias a mi amigo el k-liche (Arturin). Si la idea era conocer gente nueva y linda, comer deliciosos platos al estilo Frances, conocer los mismos lugares de una forma diferente, visitar Paris con mis amigas de Costa Rica, pues totalmente hice check en todas!. Paris sigue trayendo de vuelta a mi parte romántica. Me enamore varias veces en Paris, hombres guapos, directos y que saben disfrutar el tiempo sin estar pendientes del celular (realmente, me desespera cuando están pendiente del celular y no del momento); correr por los hermosos parques, dándote una perspectiva diferente; compartir los sueños con tus amigas; y disfrutar de la buena comida. De mi segunda visita, rescato, que no es necesario viajar con tu pareja para que Paris despierte mi lado romántico, y que debo de tener siempre claras las cosas que quiero en mi vida. Me sentí como el personaje de “Pride and Prejudice”, sin Mr. Darcy aun, pero enamorada de la conocer y ver mas y mas, y respondiendo preguntas que evitaba.

Mi conclusión es, Paris y Versailles, son lugares que tienen un sentimiento que te lo transmiten. Desde su gente, su comida, los lugares y el idioma, que creo que siempre será la ciudad del amor para mi. Estes con alguien o sola, siempre lo disfrutaras. Cada experiencia varia; y si estamos siempre abierto a los cambios y a conocer gente sin prejuicio alguno, pues nos podemos llevar unas buenas sorpresitas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: